TVDanubio Instagram Twitter Facebook
Estás en Inicio | SIN CATEGORIZAR
Álvaro Recoba | La rompió

El "Chino" hace la diferencia

Armó flor de revuelo antes de pisar nuevamente Montevideo. Que iba a Peñarol, que elegía Nacional, que no sabía si regresaba a Danubio. Se escribieron varios capítulos de una novela que lo tuvo como único protagonista.

imagen

Y no era para menos, era el regreso de Álvaro Recoba al fútbol uruguayo. Al final, pesó el dictado del corazón y volvió a La Curva, el lugar que lo vio nacer futbolísticamente hablando. En el debut ante Tacuarembó mostró chispazos de su clase. No le fue bien.

 Su equipo cayó en `Jardines del Hipódromo`. Fue un golpe duro para un debut tan esperado. La fiesta del regreso la opacó el gran triunfo visitante. Pero una semana después, el `Chino` tuvo su revancha. Fue nada menos que ante Defensor Sporting, el clásico de estos tiempos, donde ganar es impostergable.

 La tarde-noche del domingo en el Parque Rodó, lo tuvo como uno de los protagonistas. Fue la figura del partido. Sin ser el de antes, sin hacer pesar todas sus virtudes, le alcanzó y sobró con tirarse a la izquierda y desde allí, manejar los hilos de su equipo. Hubo mucho para destacar. Su movilidad, su generosidad a la hora de regresar para recuperar la pelota, su incidencia en el juego, su dominio de pelota y su panorama de cancha.

 Le falta, eso quedó en evidencia. Pero aún en cuentagotas, fue desnivelante. Metió pases precisos, milimétricos para sus compañeros, mantuvo la pelota en poder, generó el fútbol y también desbordó y dejó de cara al gol a los delanteros. Tuvo mayor incidencia en el período inicial.

 Ya en el complemento, se notó que le falta en lo físico y en lo futbolístico. Pero con algunas maniobras, dejó en evidencia que hace la diferencia. Que desnivela y que pesa en propios y extraños. El regreso a Danubio, lo tiene feliz, y se nota. "Me puso bien lo del `Chino`, que haya vuelto al lugar de donde salió, que haya regresado a sus raíces, habla muy bien de él.

Uno siempre busca ejemplos, y creo que pregonar con el ejemplo es mucho más difícil que pregonar con la palabra", dijo Juan Sebastián Verón, el ex compañero de Recoba en el Inter de Milán. "Lo importante, como en el caso del `Chino`, o el mío en Estudiantes, es, después de haber ido al exterior, de haber ganado dinero, de haber asegurado el futuro de los hijos, volver y reencontrarte de nuevo con tus raíces y darle el ejemplo a los más chicos de que eso es lo importante; no el auto, el avión, la pilcha o el barco, sino tus raíces, dónde echás vos tus raíces. No soy de alimentar mi ego con eso: hago esto para que digan algo. Lo hago porque me gusta, como me gusta también que el `Chino` pueda hacerlo en el fútbol uruguayo", agregó Verón cuando volvió a ser coronado como `Rey de América`.

Y el `Chino` cumplió al pie de la letra con lo que pregonó Verón. Regresó para volcar a Danubio todo lo que le dio. Para hacer docencia con los más jóvenes, para transformarse en espejo y referente de un plantel juvenil. "Fue un partido duro, trabado, como cualquier clásico, pero creo que fuimos superiores, tuvimos más chances y atacamos más.

El resultado fue justo", dijo Recoba tras el triunfo ante los violetas. En la cancha, ya había mostrado sus virtudes. Permanecen intactas, como si el tiempo no hubiese pasado, como si todos esos años en Europa, lo hubiesen prepararon para esta nueva etapa, mucho más serena, más madura, dentro y fuera de la cancha. "Me falta, estoy llegando a mi nivel, pero todavía me falta", confió después de la victoria clásica del domingo. Pero con lo que dio, ya fue suficiente.

Fue una muestra de lo que puede hacer con la pelota. De lo que puede generar con esa zurda mágica. Porque cuando le pega a la pelota, marca la diferencia. Por la precisión, por el panorama de cancha, por la forma en acariciarla. Es distinto. Cuando dejó la cancha, se fue ovacionado. No le gustó dejar el campo de juego.

Quería seguir sumando su granito de arena ante Defensor. Pero ya había dado todo. Era hora del descanso, de la recuperación. Desde la tribuna, bajó una ovación. Llovieron los aplausos y él, con la cabeza gacha pero los brazos levantados, agradeció el apoyo. Fue el regreso del ídolo. Como tenía que ser. Siendo protagonista y ganando un clásico. Fue la figura en el clásico del fin de semana. Sin estar en su mejor forma y sin llegar a dar todo lo que puede, Recoba volvió a ser desnivelante por su clase. Precisión: sin errores Con derecha o con zurda, metió pases precisos cortos o largos.

 Dejó a varios compañeros de cara al gol. Mostró toda su categoría. Dominio: zurda temible `Escondió` la pelota. La tuvo y la manejó con su habilidad habitual. Sigue siendo temible con su zurda a la hora de jugar y pasar. Pegada: punto fuerte Cambió de frente y le pegó al arco. Tuvo sus chances. Hizo un par de pases milimétricos, notables. Si le dan espacios, mata. Habilidad: intacta Desbordó y dejó a varios rivales por el camino, a velocidad y con enganches. Mantiene su habilidad intacta. Es diferente.

Pelos y señales Nombre: Álvaro Alexander Recoba Rivero.

Fecha de nacimiento: 17 de marzo de 1976, en Montevideo: 33 años.

Altura y Peso: Mide 1.77 y pesa 76 kilos.

Posición: Delantero o enlace por izquierda.

Trayectoria: Danubio desde 1993 a 1995; Nacional de 1996 a 1997; Inter de Milán (Italia) 1997-1998; Venezia (Italia) 1998-1999; regreso al Inter de Milán (Italia) 1999-2007; Torino (Italia) 2008, Panonios (Grecia) 2008-2009 y Danubio 2010. Fue seleccionado uruguayo. Fuente: José Mastandrea - El País