TVDanubio Instagram Twitter Facebook
Estás en Inicio | SIN CATEGORIZAR
Marcelo Tabárez:

“Yo aprendí a caminar atrás de una pelota”

“¿Quién es el 11?” fue la pregunta de muchos danubianos durante el partido preliminar contra Peñarol. El 11 es Marcelo Tabárez, el zurdo goleador de la Tercera División de Danubio.

imagen

Marcelo está en Danubio desde 7ª división. En esa categoría fue campeón y goleador. En aquel equipo dirigido por Gustavo Machaín compartía cancha con dos de sus mejores amigos: Fabricio Formiliano y Gabriel De León. “Teníamos un lindo cuadro y fuimos los mejores”, aseguró.

También estaba Miguel De Los Santos, su compañero de delantera desde siempre. A los tiros libres les pega él desde el lado derecho y Miguel desde el izquierdo. Tabárez fue goleador en 7ª, 6ª, 5ª, 4ª y en el pasado Clausura de 3ª. En el actual Apertura lleva 8 goles en siete partidos.

Sobre el partido con Peñarol, Marcelo recuerda que “ellos tenían varios jugadores bajados de Primera”. El encuentro era parejo pero el visitante marcó un gol en el primer tiempo y otros dos en el segundo. “Nadie veía una remontada. Yo estaba re bajoneado: 3 a 0, la gente en contra, gritaban ‘ole’ y ‘ole’. Por suerte pudimos meter ese chirolazo, que me salió de la nada. Metimos el segundo y ahí nos convencimos: ‘Esto lo empatamos o lo ganamos’”.

El primero: Centro del Monoco (Nicolás Gómez) al segundo palo, queda picando, yo estoy atrás del lateral derecho que se duerme, lo anticipo y le pego de derecha. El golero la toca y pega en el palo, y ahí entró.

El segundo: Me abro a la izquierda, me la da Miguel, se la devuelvo, me meto al medio, me la da, engancho para la derecha y me la saqué para la izquierda. Ahí le pegué. Ese fue un golazo, me encantó, entró bien al ángulo.

El tercero (de penal): Le pegué fuerte. La toca el golero, entró medio picando, pero no importa, tenía que entrar.

El festejo: Ahí largué todo. Ni me importaba, no tenía amarilla, ya lo había pensado. También había pensado subirme al talud pero al final no quise.

A partir de ahí, muchos danubianos empezaron a prestarle atención a Marcelo Tabárez. “El día después de ese partido me empezaron a agregar al Facebook y me hablaban. Es un orgullo sentirse reconocido, significa que estamos haciendo las cosas bien”, dijo.

Esta 3ª es más joven que el resto de los equipos. Se integra por los mejores de 5ª, 4ª y 3ª. “Tenemos un lindo grupo, somos jóvenes pero no se juega con la cédula”, dice Marcelo.

Él mira mucho fútbol. “Siempre pensé que el fútbol iba a ser lo mío. Vivo el fútbol, miro fútbol, escucho fútbol. Juega Sacachispas y lo miro”.

Según Marcelo, en Danubio el referente “para todo” es Diego Perrone. “Es el goleador histórico. Tenerlo ahí cerquita es un orgullo”. Cuando estuvo entrenando en Primera luego del Apertura 2011, era Perrone quien lo llevaba al entrenamiento. “Es una gran persona”, asegura.

“Desde 7ª mis amigos son Formiliano, De León, De Los Santos y Lemmo. A ese grupo se sumó el ‘Nacho’ González, Sergio Rochet y algunos más”. Entre ellos organizan comidas y campeonatos de playstation. “Ese vínculo no se va a perder”, dice.

Cuando Formiliano y De León ascendieron a Primera, Marcelo sintió “tremenda alegría”. “Los quiero mucho, he ido a sus casas en Salto y Soriano, conozco a sus familias. Te da alegría porque conocés cómo son y se lo merecen. Miguel y yo nos alegramos pero sabiendo que en algún momento vamos a tener la oportunidad”.

“Tito” Formiliano iba dos veces a la semana a la casa de Marcelo. “Somos como hermanos. Mi madre me dice ‘¿Y tus hermanos cuando van a venir?’”.

“Mi familia es toda futbolera. Vivo con mi hermano y con mis padres”. Ellos lo siguen a todas las canchas, sacan fotos y filman videos cada vez que hay un tiro libre a favor de Danubio. Generalmente su padre le chifla, Marcelo lo mira y recibe alguna indicación.

Lo mejor del fútbol: “Los compañeros, estar dentro de una cancha, hacer una comida. Las amistades que hacés en una cancha de fútbol no las hacés en ningún lado”.

Lo peor del fútbol: “Hoy andás bien y mañana andás mal y no se acuerda nadie de vos. Las lesiones, los momentos malos”.

Luego del partidazo ante Peñarol, la tercera danubiana cayó por goleada en Los Céspedes contra Nacional. “No nos salió nada y a ellos les salió todo. La cancha era horrible. Por ahí no era para un 5-0 pero ellos fueron superiores”, explicó Marcelo.

A Marcelo le seduce el estilo de Juan Ramón Carrasco. “Te da muchas ideas, te da jugadas, te da ataque. Para cualquier delantero eso es lo más lindo. A Carrasco siempre lo miré. Es el ídolo de mi padre de toda la vida”, contó.

Desde chiquito usa la camiseta número 11. Al principio era por Horacio Peralta. Una vez en 6ª no estaba la 11 y él no quería jugar.

Tiene cábalas: desde 7ª firma último en la planilla del partido, entra último a la cancha, calienta último pero entra primero al vestuario. “Son cábalas de toda la vida, siempre hice lo mismo”.

¿Qué hacés aparte del fútbol? Soy de ir al cine con mi novia, jugar al play, estar con mis amigos. No soy de andar en la calle. Llego a mi casa, lavo la ropa, como, duermo siesta o voy a lo de mi novia, estoy con mi hermano. Hago una vida normal adentro de casa.

Marcelo y la 5ª división de Danubio participaron de la Copa Santiago 2011 disputada en Brasil. Llegaron hasta la final en la que perdieron contra el local. “Fue una experiencia linda en cuanto a relacionamiento con los compañeros. Ninguno esperaba llegar a la final”. Allí los brasileños ganaron “más a árbitro que a otra cosa”, contó Marcelo.

Para él fue importante “jugar contra Inter, Gremio, Universidad de Chile, que son cuadros institucionalmente más grandes que Danubio”. Asegura que hicieron “un gran papel”, a tal punto que la hinchada del Inter los aplaudió luego de perder la final. Marcelo hizo tres goles en ese torneo.

En esa Copa le ganaron la semifinal a Defensor. “Empezamos perdiendo por un gol de suerte. Lo logramos empatar y fuimos más, podríamos haber ganado. Fuimos a los penales y pudimos pasar. Son cosas que no te olvidás: todos alegres y llorando. Ganarle a Defensor en un torneo internacional fue algo muy lindo”, contó.

Los partidos con Defensor “son únicos”. A los violetas ya les marcó ocho goles. “Me encanta, es el partido que más me gusta jugar. Por suerte me ha tocado hacerle muchos goles a Defensor”, cuenta con entusiasmo.

Marcelo quiere llegar a la Primera de Danubio. “Estoy desde chico acá y comenzás a querer a la institución”.

“El fútbol es una carrera de 10 o 15 años en la que tenés que dar el máximo y estoy preparado para eso. Yo aprendí a caminar atrás de una pelota. En mi cumpleaños de un año, mi madre me tiró una pelota y yo salí atrás”. “¡Mirá, está caminando!”, dijeron sus familiares.

Fecha de nacimiento: 10/2/1993

Baby Fútbol: Huracán Villegas

GOLES: 7ª 27 | 6ª 23 | sub16 24 | 5ª 28 | 4ª 23 | 3ª 18