TVDanubio Instagram Twitter Facebook

Complejo Deportivo "Ing. Héctor Del Campo"

Complejo Deportivo para divisiones juveniles

A partir de un gran problema como era la devolución a sus dueños del predio donde estaba emplazado el “Parque Hugo Forno” único laboratorio y field oficial de las Divisiones Juveniles, nació la idea de tener algo propio para construir algo más que una cancha de fútbol.

Fue así que, que en 1989, dando cumplimiento a lo dispuesto por la Asamblea de asociados, de fines del año anterior, se concretó la adquisición de un amplio terreno de casi 5 hectáreas en la zona de Malvín Norte, que descubrió el Ing. Del Campo.

Este predio que se transformó posteriormente en el Complejo Deportivo del que surgieron los mejores futbolistas uruguayos de la actualidad y que es modelo para el deporte uruguayo, ubicado a sólo tres cuadras del anterior, permitió además mantener las divisiones juveniles en la zona de influencia de Danubio.

Los ingresos por las transferencias de Ruben Sosa y Ruben Da Silva se destinaron para la inversión de este terreno que debería oficiar como polo de desarrollo en cuanto a la captación de jóvenes valores.

La Directiva designó una Comisión de Obras, integrada por los Sres. Nelson Ciapessoni, Julio Oyenard, Arq. Arquímedes Manta Santoro e Ing. Héctor Del Campo, para que estudiara y propusiera un proyecto ambicioso a cumplir por etapas, priorizando la construcción de canchas y vestuarios para las divisiones formativas. Dicha Comisión se encargó de convocar a tres arquitectos de reconocida experiencia en el área, a fin de realizar un concurso de anteproyectos.

Para la instalación del tribunal, se realizó un acto público al que fueron invitados el Intendente de Montevideo, Dr. Tabaré Vázquez y los miembros de la Comisión Nacional de Educación Física, Dr. Juan C. Paullier, Juan L. Guazzone y Daniel Ordoñez, concurriendo también numerosos socios de la institución y representantes de la prensa. Finalmente, resultó ganador el proyecto presentado por los Arquitectos Manta Ares y Porteiro Scheps, quienes en el año 1990 comenzaron con la nivelación del terreno y la construcción de las canchas de fútbol.

El 27 de noviembre de 1992, (fecha aniversario de la obtención del campeonato uruguayo de 1988) se inauguró el Complejo Deportivo “Ing. Héctor Del Campo”, denominación decidida por el voto unánime y por aclamación en Asamblea Extraordinaria de asociados. Al acto concurrieron: el Presidente de la República, Dr. Luis Lacalle, autoridades nacionales, departamentales, del deporte y fundamentalmente una nutrida concurrencia de asociados y simpatizantes.

El Complejo que lamentablemente el ingeniero Del Campo no alcanzó a ver terminado, tiene actualmente cuatro canchas, en las que juegan y entrenan los juveniles, y algunas veces el baby fútbol.

Una de las canchas posee un moderno sistema de riego subterráneo y el piso de los cuatro campos se mantiene en muy buenas condiciones.
También los futbolistas disponen de una moderna sala de aparatos denominada “Alvaro Recoba” en homenaje a su colaboración con las categorías juveniles. Además se cuenta con cómodos vestuarios, sala para departamento de sanidad y casa para el casero.

Esta obra pionera en el fútbol uruguayo y que marcó el camino a seguir para el resto de los clubes de nuestro país, trascendió y fue considerada por especialistas en el tema como “La gran obra del fútbol uruguayo”.

A partir de ese proyecto transformado en realidad, los futbolistas de las divisiones juveniles danubianas tienen el espacio ideal para desarrollarse como deportistas y como hombres.

En el Complejo, Danubio montó el laboratorio que lo transforma en el más exquisito formador de talentos en el fútbol uruguayo y de Sudamérica.